Ranfañote.

Postre de Lima de Antaño

El Ranfañote es un dulce olvidado de la tradicional gastronomía peruana, es considerado como el dulce limeño más antiguo de la repostería peruana,  data de épocas virreinales.

Los Incas no conocían el azúcar ni los postres, la colonización trajo consigo la masificación del  cultivo de la caña de azúcar y los primeros postres con influencia árabe. En la Lima virreinal, este postre se consideraba ordinario y fácil de preparar.

Ranfañote, postre típico peruano.

Sobre la autoría de tan delicioso postre hay varias teorías. En las épocas coloniales  era común remojar el pan en miel de caña de azúcar, añadiéndole luego  algunos ingredientes como queso fresco y el coco, hasta llegar a la receta original  que hoy disfrutamos.

La otra teoría da el crédito de la autoría  a los esclavos afroperuanos, que   usaban los trozos de pan y queso de las sobras de la comida de sus amos.

El Ranfañote seguirá vigente gracias al interés que tengamos por valorizar y mantener vivas nuestras costumbres y tradiciones.

Chancaca o panela ingrediente principal del ranfañote.

Receta para 6 personas.

Ingredientes:

3 piezas de pan francés, cortado en trozos o cubitos. (Pan rustico blanco).

50 g. de mantequilla.

2 bolas de chancaca (Panela, se consigue en la tienda de alimentación latina).

2 Tazas de  agua (cantidad necesaria).

10g. de anís.

1 rama de canela.

3 clavos de olor.

El jugo de media naranja y la piel.

1 copa pequeña de vino dulce  (Oporto).

½ copa pequeña de Pisco.

100 g. de queso fresco con sal en cubitos.

100 g. de nueces picadas.

50 g. de pasas.

100 g. de  coquitos chilenos (se puede remplazar por  coco fresco).

50g. de coco rallado.

Canela molida al gusto.

1 hojita de menta para decorar.

Preparación:

  • Hornear  o freír el pan  en  mantequilla. Reservar.
  • Hacer la miel con la chancaca. Colocar la chancaca en una olla, verter agua hasta conseguir una textura adecuada, añadir el clavo de olor, la canela en rama,  el anís, el jugo y  la piel  de la naranja y el pisco. Hervir por 5 minutos, removiendo constantemente. Agregar más agua si es necesario.
  • Añadir los trozos de coco, el queso, las nueces,  el pan frito en mantequilla, las pasas y el vino.
  • Remover y cocinar  la preparación a fuego lento, dejar que estén a punto.
  • Retirar del fuego,  emplatar  en dulceras de cristal o  en un molde para emplatar, espolvorear con  la canela, el coco rallado y decorar con una ramita de menta.

¡Provecho con Recutecu y Buen Sabor!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies