El Batán, la licuadora de nuestros antepasados.

El Batán es un antiguo utensilio de cocina para moler alimentos, muy usados en Bolivia, Perú y extendido a toda Latinoamérica. El Batán es un molino o mortero de piedra usado desde etapas nómadas en la gastronomía de Latinoamérica.
El Batán, la licuadora de nuestros antepasados.

El Batán, la licuadora del antiguo Perú.

Dos piedras, una grande de forma plana y circular. La otra más pequeña curva en forma de media luna. Son los componentes de un batán, el utensilio lítico que usaban nuestros ancestros para moler o chancar alimentos cuyo origen se remonta a la etapa preincaica de nuestra cultura y antepasado. Los instrumentos de piedra fueron los principales utensilios en el pasado y el motor de las diferentes actividades en la evolución de la humanidad. Batán en idioma quechua, marana. Maray, muray  o  maran es la piedra base plana. Cutana, urcun o tunay  es la piedra pequeña de arriba. Juntas “marai” o “manara”. (Diego González Holguín). La palabra batán en castellano podría haberse usado a fines del Siglo XVI.

El utensilio que sigue estando en vigor.

Las operaciones de la molienda consistían en trasformar un alimento sólido en pasta o partículas, por medios de acciones de presión y frotamiento. Está técnica  culinaria ancestral se sigue utilizando hasta hoy. En los hogares andinos y en las zonas rurales donde no llega la electricidad el Batán siempre ha estado en uso. Las abuelas de antaño odiaban comprar condimentos  procesados, no comulgaban con la sencillez de usar tan prácticos productos. Ni dejaban entrar en su cocina una bolsita de ajos “Titón” ni de sazonador “Chibalita”. Ellas se daban el trabajo de ir una vez al mes al mercado central de Lima para comprar condimentos enteros: pimienta, comino, ají panca, orégano y ajos. Tostarlos y procesarlos en el antiguo batán de casa. Reciclaban tarros de cristal de una conocida marca de mermeladas para reutilizarlos y rellenarlos con tan exquisitos y aromáticos preparados.

El Batán era la alternativa a la licuadora en la década de los apagones de luz en el Perú en pleno siglo XX.

El Batán se usa en todo el Perú, en costa, sierra y selva. Una de las embajadas del Batán en Perú es Arequipa, las típicas picanterías de “Arequipa” se han encargado de salvaguardar la identidad de una cocina con técnicas culinarias ancestrales; el Batán, la leña, la ancana para tostar maíz  se siguen preservando y manteniendo dentro de sus cocinas. El Batán es el utensilio principal de las picanterías donde no hay ni habrá espacio para artilugios eléctricos. La banda sonora del  batán depende mucho de los ingredientes a triturar, granos, hierbas o especies, secos o con agua y aceite. La piedra pequeña en forma de media luna se agarra con ambas manos y se mece sobre los alimentos de manera suave, firme, a distintas velocidades y mucho ritmo.
El Batán, la licuadora del antiguo Perú.

Estampa criolla y de familia.

Las comidas conmemorativas y las de jarana se preparaban con mucho mimo y esmero en el viejo batán de casa. Tamalitos verdes, Carapulcra, Seco de Cabrito, Ají de gallina, Ajiaco y Ceviche de Machas eran los clásicos platos de fiesta que se preparaban en el seno familiar por las manos prodigiosas de las antiguas mujeres de mi familia; “Blanca, Luisa, Techa y Felicia”.

Sabores, tradiciones y técnicas culinarias olvidadas renacen en el siglo XXI.

Triturar alimentos en un batán preserva los sabores, las esencias y los aromas. Hay muchas cocinas que todavía conservan la tradición y otras que las están adoptando. Las nuevas generaciones somos los responsables de conservar este milenario y tradicional utensilio para que no caiga en el olvido. Fuente: Algunos datos: Humberto Rodríguez Pastor, antropólogo peruano. “Puesto de pie, mi homenaje al batán”.
“Sabores, tradiciones y técnicas culinarias olvidadas renacen en el siglo XXI”.
Batan del convento Santa Catalina en Arequipa. (Foto Mili Romero, historiadora).

10 comentarios en «El Batán, la licuadora de nuestros antepasados.»

    • el 12 julio, 2018 a las 3:49 pm
      Enlace permanente

      Nuestras abuelas cocinaban con batan es una tradición que no se debe perder.

      Respuesta
  • el 5 octubre, 2018 a las 5:26 pm
    Enlace permanente

    EL BATAN, ME HA HECHO RECORDAR A MI QUERIDA MADRE MOLIENDO EL MAIZ, PARA PREPARARNOS LOS PANES CON MANTECA, QUE TANTO NOS GUSTABA COMER EN EL DESAYUNO. GRACIAS A UDS. HE PODIDO TRAER A MI MEMORIA,
    ESTOS HERMOSOS RECUERDOS DE MI NIÑEZ EN FAMILIA.

    Respuesta
    • el 10 octubre, 2018 a las 8:23 pm
      Enlace permanente

      Gracias por tu cometario, el artículo es un homenaje a todas las madres y abuelas que todavía siguen usando el batán y son las guardianas de nuestras técnicas culinarias ancestrales.

      Respuesta
  • el 7 mayo, 2020 a las 2:34 pm
    Enlace permanente

    muy alto nivel nuestros costumbres de nuestro antepasado es por ello siento tanta alegría de ser peruana soy hija de los incas

    MI CORREO: ES isapaco16@gmail.com

    Respuesta
  • el 21 agosto, 2020 a las 12:11 am
    Enlace permanente

    GRACIAS POR EL ARTÍCULO,LO ESTOY COMPARTIENDO CON MIS ALUMNOS. ME HE RETROCEDIDO EN EL TIEMPO Y EL RECUERDO DE MI MADRE QUE DONDE IBA LLEVABA SU BATÁN. FELICIDADES.

    Respuesta
    • el 22 agosto, 2020 a las 10:34 am
      Enlace permanente

      El batán es uno de los utensilios de cocina ms antiguo de nuestra civilización.
      Muchas gracias, por seguirnos.

      Respuesta
    • el 22 agosto, 2020 a las 10:34 am
      Enlace permanente

      La cocina nos devuelve al pasado y a nuestro lugar de origen Muchas gracias, por seguirnos.

      Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies